domingo, 30 de agosto de 2009

Hipnotizante



En una clase dictada por Pedro Garayar, escucho que Gabriel García Márquez tiene la capacidad de hipnotizarnos con su rítmica. Una estrategia premeditada para llevarte de la mano en separaciones endecasilábicas mezcladas con su pura capacidad de brujo de las letras. Un ejemplo:

Fascinado al instante con la algarabía, me abrí paso a tropezones con mi maleta a rastras por el gentío de las seis de la tarde. Un anciano andrajoso y en los puros huesos me miraba sin parpadear desde la plataforma de los limpiabotas con unos ojos helados de gavilán. Me frenó en seco. Tan pronto como vio que lo había visto se ofreció para llevarme la maleta. Se lo agradecí, hasta que precisó en su lengua materna.
- Son treinta chivos.
Imposible. Treinta centavos por llevar una maleta era un mordisco para los únicos cuatro pesos que me quedaban mientras recibía los refuerzos de mis padres la semana siguiente.
- Eso vale la maleta con todo lo que tiene dentro - le dije.
Además, la pensión donde debía estar ya la pandilla de Bogotá no quedaba muy lejos. El anciano se resignó con tres chivos, se colgó al cuello las abarcas que llevaba puestas y cargó la maleta en el hombro con una fuerza inverosímil para uss huesos, y corrió como un atleta a pie descalzo por un vericueto de casas coloniales descascaradas por siglos de abandono. El corazón se me salía por la boca a mis veintiún años tratando de no perder de vista al vejestorio olímpico al que no podían quedarle muchas horas de vida. Al cabo de cinco cuadras entró por el portón grande del hotel y trepó de dos en dos los peldaños de las escaleras. Con su aliento intacto puso la maleta en el suelo y me tendió la palma de la mano:
- Treinta chivos.
Le recordé que ya le había pagado, pero él se empeñó en que los tres centavos del portal no incluía la escalera. La dueña del hotel, que salió a recibirnos, le dio la razón: la escalera se pagaba aparte. Y me hizo un pronóstico válido para toda mi vida:
- Ya verás que en Cartagena todo es distinto.

(Texto extraído de Vivir para contarla, Gabriel García Márquez).

9 comentarios:

Luly dijo...

Verdad muy hipnotizante, como que no se puede dejar de leer ni perder el tiempo en otras cosas. Ya tendré la oportunidad de leer este libro.

Besos

zayi dijo...

cuando leí esto me reí mucho...hy varias partes del libro que te hacen reír a carcajadas... creo que el Gabo, en cuestión de literatura, es lo mejor que ha parído la tierra...yo ando releyendo "El amor en los tiempos del cólera" y tb hay algunos pasajes del libro que son para reír con ganas...
Besitos.

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Buscareel libro para leerlo... recomendado no solo por ti sino por varias personas... asi que ahi te contare lo que opino.

Un slaudote del otro lado del charco y aunq si un poco dejada de los blogs aqui estoy para leer tu blog. Besos
VeCa

Ivan Eduardo dijo...

nunca habia visto esa foto de Gabo jjjej muy buena y el texto en verdad hipnotizante. Algun dia llegaremos siquiera a escribir la mitad de lo que el escribe? lo dudo jeje nos estamos leyendo tio saludos!

Le.Pax dijo...

" Como es domingo y ha dejado de llover, pienso llevar un ramo de rosas a mi tumba. Rosas rojas y blancas, de las que ella cultiva para hacer altares y coronas. La mañana estuvo entristecida por este invierno taciturno y sobrecogedor que me ha puesto a recordar la colina donde la gente del pueblo abandona sus muertos. Es un sitio pelado, sin árboles, barrido apenas por las migajas providenciales que regresan después que el viento ha pasado. Ahora que dejó de llover y que el sol de mediodía debe haber endurecido el jabón de la cuesta, podría llegar hasta el túmulo en cuyo fondo reposa mi cuerpo de niño, ahora confundido, desmenuzado entre caracoles y raíces. " (Fragmento Ojos de Perro Azul)

GGM, Es un grosso :)

Luly dijo...

Se me había olvidado que ya he leído uno de los libros del Gabo, y esté fue "Crónica de una muerte anunciada" me lo hicieron leer cuando estaba en el cole muy bueno nada que decir, de hecho es el libro que más me gusto.

Besotes

Ivonnette dijo...

sí,, ya hbía creido q lo de la maleta era una experiencia tuya .. jajajaja

miralunas dijo...

me invitas a cartagena?

conocer cartagena persigue mis sueños.. y vos estás tan cerca!

besos

verdemundo dijo...

Luly, mi tío Gabo es lo máximo.

Zayi, acabo de leerlo también y me dejó a gusto. Creo que es el último que escribirá.

Vero, sí, hace tiempo que no posteas.. ya ponte al día.

Ivan, (al menos tú ya tienes nombre de escritor) te recomiendo Cómo contar un cuento, es un taller de Gabo que realizó en México.. tiene muy buenos consejos para escribir.

Le.Pax, incomparable, uno de los cuentos que más me gustó fue Un hombre con unas alas enormes.

Ivonnette, si pudiera escribir así, cobraría entrada...

Miralunas, dime cuándo nomás.. yo también quisiera hacer ese tour y recorrer Aracataca, Barranquilla y Cartagena.