domingo, 13 de setiembre de 2009

Carta a Milagros



Querida Milagros,

Lee esta cursilería.

Adiós,

Al final creo que los dos hemos perdido.

Yo porque perdí lo que más amaba y tu porque perdiste a quien más te amaba.

Pero de nosotros dos, tú pierdes más que yo, porque yo algún día amaré a otra, como a ti te amaba, pero nadie te amara como yo lo hacía.

No dejes nunca a quien te ama por aquel que te gusta, porque ese que te gusta te dejara por quien ama.


¿Quién escribe estas tonterías ah? Chapa tu almohada nomás loser.

Bueno, respondo tú última carta,

En el trabajo bien, sigo siendo el mismo payaso de siempre pero ahora con viáticos, que según mis amigos, es una forma de haber alcanzado el nivel de ejecutivo al que todos apuntan. Yo nunca he querido ocupar ningún cargo gerencial, pero parece que todo el mundo piensa que sólo para eso sirvo, para dirigir cosas que no entiendo bien pero que soluciono sin levantar la voz y sin reunir a toda la junta para consultar nada. Los "viáticos" a que me refiero, (¿qué diablos significa viático realmente?) son por viajar, poner cara de empresario feliz y acomodar clientes con una pipa y pantuflas. Ser un cortesano sonriente con la fuente llena de comida y tragos, los más caros. Acompañarlos con despabiladas mujeres. Apuntar sus observaciones tomando con la otra mano mi barbilla en señal de total atención. Si me vieras. Jamás hubieras imaginado al barboncito que iba a la universidad con su pijama con estas poses de gerentito de bodega. Y haciéndoles firmar contratos que después voy a tergiversar sin el más mínimo pudor ni ética.

En el amor bien, he visto que mi ex esposa se ha recuperado de nuestro divorcio con el mismo aplomo y rapidez con que firmó los papeles por la venta de nuestro departamento y la separación de bienes. El jueves pasado nomás, saliendo del nuevo restorán de Gastón en Enrique Palacios (su éxito me hace sombra), la vi bien abrazadita de un tipo que parecía recién salido de una sesión de modelaje de Gucci. Apreté los dientes, pero sonreí con naturalidad. Despechado, más tarde, llamé de mi celular a las “incondicionales”, que para mi sorpresa ahora tienen peticiones y poquito más lista de regalos en Ripley o Saga Falabella para salir a dar una vuelta. Borré los contactos de todas y me metí a ver una película en Larcomar, previo heladito.

En la salud bien, mi rodilla no volverá a ser la misma. O sea ya no funcionará más para practicar mi deporte estrella y tampoco podré hacer mucho ejercicio porque me han diagnosticado un mal en la columna que tiene que ver con malas posturas y mi obesidad en escalada. También tengo los días contados en la cabeza. Las últimas resonancias magnéticas no son nada entretenidas. Parece que me van a tener que hacer un trasplante de cerebro porque de alma, me dice el médico, todavía no se puede.

Un beso, Milagritos.

P.D. Gracias otra vez por el perrito que me regalaste, cada vez está más lindo y juguetón.

14 comentarios:

Luly dijo...

Las despedidas siempre son dolorosas y creo que pueden algún día superarse, pero no del todo porque el recuerdo queda.
Espero que con está carta que ahora escribes hayas dado el paso que necesitabas dar.

Besos y abrazos

Inz (né) dijo...

uno que no tiene oportunidad de cambiar y quiere y uno que puede cambiar pero no quiere, qué podrían hacer?.

Good byes sucks... in any time, in any way. Creo que no nacimos para decir chao.

Ayer vi, Dying Young, it hurts. Pero, dolió bonito, con remember incluido. Hay que limpiar la herida de vez en cuando, para que no cierre pudriéndose.

Deprisa dijo...

Las despedidas siempre son una maldita mierda (con perdón de la expresión) siempre hay uno que se queda y otro que se marcha.

Generalmente se suele quedar el que lo ha dado todo, el que más carne ha puesto en el asador y el que menos comprende que lo abandonen, pero la vida tiene estas cosas.

En cuanto al trabajo empiezo a ser consciente de que cuanto más "House" seas mejor te va, así que se acabó ser el tontito simpático, toca ser el borde granuja y el ascenso meteórico te llega en seguida.

Un saludo.

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Aveces habla mas un corazon herido porque no sabe decir adios. Lose porque a pasado por mi mente decir cosas que siento en el momento pero cuando pienso en esas "cursilerias" me digo a mi misma WTF!!!.

Despedirse es dificil sobre todo cuanod uno es el que quiere y por algun motivo el carino no es de la misma manera recibido. en fin... uno no muere de amor y mas adelante entendera el cursi que eso fue un aprendizaje mas.

Un saludote y hace mucho que no pasaba por aqui por mil cosas. Un besote del mismo charco (por lo visto estamos en el mismo charco...mmm...) asi que besos

Stranger.

Fermín Gámez dijo...

Despedirse epistolarmente tiene un cierto morbo, ¿verdad? Se queda uno como más a sus anchas.

Luly dijo...

Me gustó la nueva imagen, disculpa por no fijarme antes soy poco detallista de vez en cuando.

Besos

CANALLA dijo...

JAMAS ME DESPIDO, DETESTO, CUANDO UNO ESCRIBE UNA A CARTA DEJA ABIERTA LA PUERTA PARA RECIBIR RESPUESTA
PARA MI FUNCIONA SALIR Y DEJAR CERRADA LA PUERTA
SUERTE Y BUENOS DESEOS
SALUD POR ESO !!

Anónimo dijo...

Hola verdebrother (ex virtual lover) así que Maritza te dijo chao por fin. mejor ppues. BIen, que mantengas tu amistad con Milagros.........

Un verdeabrazote

maria trespatines.

Anónimo dijo...

Me cuentan que estás con Thays en un taller. Ya habrás aprendido a ser ambiguo en escribir así como él?

Parece que nadie entendió tu carta. Yo entendí el juego de doble discurso. Que no es despedida más bien todo lo contrario.

Me cuentan también que te van a publicar un cuento. Felicitaciones, vas encontrando camino.

Pedro C.

Webbo dijo...

Me gusta el nuevo look.
Interesante la foto tuya.
Te tengo que pasar mi lista de libros ya que esos ya lei.

Me gusto el post, aunque debo admitir cierta ignorancia de dobles significados, o despedidas... una carta... nada mas.

Un abrazo bro, espero que tu tobillo lesionado este recibiendo las terapias y mimos adecuados para su recuperacion pronta y tu regreso victorioso del retiro obligado, a menos que estes decidiendote jugar otro deporte, futbol, puede ser?

miralunas dijo...

me encanta como manejas la ironía y las sutilezas.

y me encanta cuando pasas por mi blog.

tus frases me hacen reir, siempre!

verdemundo dijo...

Luly, he dado un paso atrás.

Inz, o que cierre como sea.

Deprisa, en el clavo.

Veca, el problema es que yo nunca aprendo.

Fermín, siempre el morbo es la fuerza que jala y mueve todo.

Canalla, tú no sales tirando la puerta, tú te quedas escondido en el closet.

María, Milagros ante todo.

Pedro C. No creo que Thays sea ambiguo. Creo que más bien lo es cuando pretende serlo, y en eso hay más una claridad que algo incomprensible. Si te refieres a su último libro, discrepo contigo. Y por ahí dicen que me publicarán pero eso todavía no lo sé.

Webbo, sí, yo tampoco entiendo de estas cosas. Fútbol no, mejor gimnasia acuática.

Miralunas, gracias. Ya paso por el tuyo.

CONTRA POETICAM dijo...

Desconozco la obra de Iván Thays.

verdemundo dijo...

Fermín, Thays es un escritor peruano.. para más información visita su página http://moleskineliterario.blogspot.com