martes, 18 de agosto de 2009

La erradicación de los libros



"Estoy con un grupo escritores y editores que comentan el Amazon Kindle 2. Se trata de una caja electrónica con una pantalla, de un tamaño y forma parecidos a los de un libro. Se compra con varios cientos de novelas clásicas incorporadas. Luego, por diez dólares, uno puede ir adquiriendo las novedades de los autores modernos, cuya versión digital llega a la caja electrónica.

Preso del romanticismo, pongo una objeción. Uno no puede anotar sus comentarios en el papel. Mi objeción no es válida. En futuras versiones digitales uno podrá hacer apuntes al borde de los textos. Pongo otra. La sensualidad de las portadas. Tampoco es aceptada. Muchos libros digitales tendrán también carátulas. ¿Qué desaparece con esta novedad? El olor al papel, la sensualidad del tacto. Me insisten en que lo importante es el texto. Me rindo. Quizá tengo que resignarme ante las ventajas del nuevo objeto: ocupa poco espacio, no gasta papel, es más barato.

Ya en casa, por el blog de Iván Thays, me entero de la aparición de un libro electrónico más moderno: Un Kindle de 530 gramos y de 26 por 18 cm. Y solo un centímetro de grosor. Y, en vez de los 1,500 libros del Kindle 2, este tiene capacidad para 3,500. Es el Kindle Dx y vale casi 500 dólares. Casi nada (para algunos). Apple, por otro lado, acaba de entrar en la carrera de la producción de libros electrónicos.

Pienso que un medio no desplazará al otro. Seguirán habiendo libros y librerías. Los manuscritos siguieron existiendo cientos de años después de la imprenta. Podrán coexistir los libros tradicionales y los electrónicos, quizá 50 o 100 años. Pero, a la larga, romanticismos aparte, el futuro es una caja con una pantalla, y no una ruma de libros en la mesa de noche". (Alonso Cueto http://peru21.pe/impresa/noticia/libro-objeto/2009-05-11/246238)

Yo si quisiera gozar de la compañía de mis libros subrayados, anotados y arrumados como testigos de un momento en mi vida. Quiero verlos avejentarse y guardar en sus páginas el olor, el café derramado, los marcadores simbólicos... esas conversaciones que tuve cual orate con cada escritor. Que me acompañen en una inmensa estantería como la de Mario Vargas Llosa.

Claro que yo también estoy pasando a formar parte de los artículos de antaño.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

si puedo entrar a tus comentarios

Luly dijo...

Me quedo con el olor de los libros, aunque vaya en contra del progreso.

Besos

zayi dijo...

EN ESTO ESTOY 100% CONTIGO...YO TB SOY DE TENER LIBROS...DE HECHO DE CIEN AÑOS DE SOLEDAD TENGO DOS EJEMPLARES, UNO ES DE UNA TIRADA DE CIRCULO DE LECTORES DE BARCELONA- ESPAÑA DE 1970...ÉSE LO TENGO COMO ORO EN PAÑO Y OTRO, QUE ES RELATIVAMENTE MÁS NUEVO PERO ES COMO DE LOS 80 (POCO MENOS) Y EN ESE HICE MIS ANOTACIONES CUANDO ESTUDIABA LETRAS Y HOY EN DÍA CUANDO ME HAGO ALGÚN LÍO CON LA GENEALOGÍA, RECURRO A LOS APUNTES DEL LIBRO DE USAR...Y ASÍ TE PUEDO DECIR QUE TENGO LIBROS HEREDADOS QUE TIENEN MÁS AÑOS QUE YO...TENGO UNA COLECCIÓN DE CLÁSICOS QUE RONDA LOS AÑOS 60...NO ME IMAGINO LEYENDO EN LA CAMA SIN MI LIBRITO...
BESITOS.

Virginia dijo...

No me puedo imaginar que los libros desaparezcan algun dia...no creo que sea lo mismo leer en una maquina que en un libro.
Saludos

verdemundo dijo...

Gracias anónimo.

Luly, somos ruedas cuadradas.

Zayi, sí, hay un factor simbólico y sentimental muy arraigado cuando uno gusta de los libros. Además, si me encuentro por ahí a un autor preferido mío, qué le voy a decir... ponga su autógrafo en mi Kindle?

Virginia, yo creo que sí desaparecerán, pero tampoco estaremos ahí para verlo.

Gracias a todos por sus verdeopiniones

Webbo dijo...

De acuerdo contigo... soy un avido opositor al Kindle. Se que es una batalla perdida. Mi companera de aventuras estudiantiles es hincha y predicadora del evangelio del Kindle... tiene uno, y tengo que decir que son bastante convenientes, super ligeros, y seamos honestos... ahorran espacio y papel...
Pero soy un romantico como vos, quiero mis hojas, mis subrayadas, mi letra en el margen, las dobladas... el olor de la pagina.

Creo que co-existiran, y la co-existencia es clave para que seamos felices, los romanticos y los 'tech-geeks'... saludos!

verdemundo dijo...

Comentario de gran calidad amigo huevo.