sábado, 27 de diciembre de 2008

Autoretrato en sepia (Sus clavículas de marfil, pág. 122)


Quisiera tomarte entre mis brazos, pero me desmayaría de la emoción.
Me gustaría ser tu amante, para dejar de amarte a distancia.
Quisiera decir que te amo, pero ya te lo escribí hace 3 días.
Quisiera soñar, pero tengo insomnio.
Me gusta el aire puro, pero fumo.
Me gustaría tener hijos, pero no que ellos me tengan como padre.
Me gustaría un abrazo, pero que no me arrugue la camisa que he planchado sin respeto de sus contornos.
Me gusta la pasión, pero soy un juguete en prisión de miniatura.
Algo así como un halcón miope.
Una hormiga ociosa.
Un escritor sin libro.
Militar en Costa Rica.
Navegante sin remos.
Iglesia sin bancas.
Un aposento sin almohadas.
Creo en Dios pero no tengo paz.
Quiero ser agnóstico, pero me falta fe.
Panteísta de la nada absoluta.
Me gusta la libertad, pero no sé si la pagaría con soledad.
Me gusta leer, pero más que me lean.
Creo que del amor ya no me gusta nada.

21 comentarios:

Inz (né) dijo...

fe broder fe.

verdemundo dijo...

fe para ser agnóstico?

mUñEca dE trapO dijo...

yO creo que te vOlvera a gUstar en el mOmentO que menOs lO esperEs =)

El Dueño de los Cajones dijo...

No te preocupes.
Igual mañana serás otro.

Incluso después de morir, seguirás cambiando.

Saludos!

Inz (né) dijo...

Si.. fe para ser agnóstico, en estas clavículas al parecer niegas.. o dices no tener pero te mueres por tener..

No busques dentro de tí. Ya sabes (up there) donde buscar.

Si algo he tenido a pesar de que me hayan quitado todo.. (casi todo) es paz, me gustaría que la tengas.

Anónimo dijo...

Ahora me ha dado mucha curiosidad este poemario, promete, promete.

Pedro C.

Anónimo dijo...

hola verdemundo.. espero que hayas pasado una linda navidad y que todos tus sueños se hagan realidad el 2009. ESTe poema es realmente muy profundo, me gusto mucho.

no entiendo como algunas mujeres estropean lo que otras buscamos con tanto deseo.

Rocío.

Anónimo dijo...

la vida es paradógica, somos extraños y contradictorios.
me gusto tu poema.

bronce.

Luly dijo...

todos creemos en algo, lo que pasa es que no lo hacemos con la suficiente fuerza.
me gusto tu autoretrato

Feliz navidad para ti.

besos

Anónimo dijo...

asu mare.. bien feeling.. esta paja. dile a milagros que yo tambien estoy templao de ella. pero si es exactamente como la describes en el blog.. sino me llega..

el poseido

verdemundo dijo...

Muñeca de Trapo, yo creo eso también, son etapas que pasarán, espero.

El Dueño de los Cajones, tienes razón, soy otro hoy, sólo que con el recuerdo de ayer.... si llegase a ser otro en otra vida ¿recordaría quién fui?

Né, sinceramente no puedo llamar paz a lo que tú tienes. Pero en eso vamos bro, descubriéndonos día a día. Y confiando en lo que todavía podemos creer. Un abrazo.

Pedro C. Chévere, espero que salga pronto. Estoy en eso.

Rocío, gracias por tus saludos, yo también espero que la pases bien. Cierto lo que dices. Mujeres y hombres por igual.

Ricitos de bronce, gracias por unirte a los lectores. Las contradicciones son las que a veces no nos permiten volar.

Luly, gracias por tus palabras. Quizás debamos creer más en esa fuerza.

El poseido, jaja.. Le voy a decir a Milagros. (como dicen en las radios) Nos pasamos los datos en interno. Y sí es como en el blog. Requisito indispensable: bailar cumbia.

Ki dijo...

El sabotearnos con mensajes negativos que contradicen lo que deseamos hacer, es una costumbre que debemos evitar, para ser cada vez mas felices...

Un saludo Leonardo!

Inz (né) dijo...

pero si al sabotearnos con mensajes negativos como dice Ki no sería la vieja estrategia de la mentalidad a la inversa (o psicologia inversa?).

No para decir Si.

A veces es que nos gusta hacernos bolas.

Verduzco: No se si sea paz plena ya.. no es felicidad de hecho, creo que es tranquilidad rozando la paz.

verdemundo dijo...

Ki, aceptar nuestras carencias es también reconocer la necesidad de emprender nuevos senderos. Tomando tu comentario y aplicándolo a lo que escribes

No creo que sea un sabotaje, no creo que sean mesajes negativos. Es simplemente la comprobación de las contradicciones que todos albergamos, y sentimos de vez en cuando, y por las cuales luchamos contra lo que se nos ha incorporado como valioso o no.

Gracias por preocuparte por mi felicidad.

Nos estamos leyendo.

Né, prefiriría resignación, pero me imagino eso es impensable para ti ahora. Tu definición de paz ahora es más acorde. Lo que comprueba mi primera teoría: somos una viva contradicción de lo que queremos y de lo que sentimos.

Anónimo dijo...

cada linea de tu poema expresa intensamente de lo que intentamos deshacernos pero nos permite indentificarnos

exclente, uno de los mejores peomas que he leido hace mucho tiempo.
alejandro

verdemundo dijo...

Alejandro, diste en el clavo compadre. Gracias.

Webo dijo...

Ya te dije en parte... profundo el poema, falta de paz, falta de fe... descripciones de libertad con pagos de soledad... mas cercano a pensamientos propios de la realidad de lo que yo quisiera admitir...

Le pones musica y seria una de esas canciones 'deep'...

como siempre buen escape de la realidad teologica en la que vivo... o sera un retorno a lo real...hmmm, en fin...

Feliz aÑo... :)

verdemundo dijo...

Webo, debe ser esa vocecita que te dicta cosas que quizás tu chip no te permite procesar.

La teología que tú vives también es real. O debería serlo en todo caso.

Un abrazo bro.

Webo dijo...

y... si,es real, y deberia de serla.

creo que no estaba negando esa realidad en particular, mas bien aceptando la semi-cronica distorcion que se sufre concerniente a lo que se puede ver o entender o creer...de esa certeza.

en fin.. ya 'veremos'

igual, bro

verdemundo dijo...

Milagros me ha llamado y me ha dicho que he cometido plagio. Allende ya ha publicado Retrato en sepia.

Le juré y perjuré que no lo sabía. La verdad que no sabía que existía ese título. No soy seguidor de Allende porque sus libros aparecen y se reproducen como los de Coehlo. Y son un formato que vende pero que me parece no explora.

En fin, si recibo alguna querella cambiaré el título.

Gracias Milagros por corregirme siempre, con tu álgido tacto.

Fermín Gámez dijo...

Hoy me he dado una vuelta por algunas de las entradas antiguas de tu blog y he visto esta.

Es un poema-autorretrato lleno de interés.
Me gusta cómo expones esas contradicciones.
Y algunos puntos, por ejemplo el último verso.