martes, 7 de abril de 2009

Para Milagros, porque es viernes


Bajo del taxi. Primera vez que llego tarde y segunda que llego en taxi. Le he agarrado una necesidad imperiosa a usar transporte público. Siento que es una práctica que me devuelve cierto contacto con seres humanos. Me gusta que me rocen, independientemente del sexo, cualquier parte de mi frígido y alicaído cuerpo. Me gusta pedir por favor que abran la ventana. Me gusta detestar los olores baratos de colonias mañaneras y su transformación fétida por las noches. También me gusta mirar por la ventana a la muchedumbre caminando guiados por unos hilos inmensos, mágicos y con fecha de expiración. Me gusta ver a las chicas yendo a sus institutos leyendo alguna separata pirateada de algún libro y a los muchachos durmiendo boca arriba mientras escucho la música que Mara me ha grabado y leo algún libro.

Entro a la oficina y mi jefe me recibe con una sonrisa amarilla (porque fuma como un desgraciado), pero sincera. Carajo, qué habré hecho ahora, pienso. Me dice que estoy haciendo un trabajo de puta madre. Que quiere que le estandarice todo en la empresa. Que quiere que dirija la próxima obra en Toquepala. Que soy un muchacho de la puta madre, me dice. No sé si ligar puta madre con matiz de halago. Lo intento y termino creyendo que soy de puta madre.

En el almuerzo vamos a un lugar discreto pero carísimo. Buena comida. Me conversa de su esposa. Es una mujer alta de expresiones finas y modales alturados. Siempre viste elegante y tiene una expresión de cortesía, adornada por sus ojos azules intensos y su boca pequeña. No la aguanta más, me cuenta. Por eso tiene una chiquilla de 22 años, con ella si se le para toda la noche, lo dice con los ojos abiertos y haciendo puño con la mano derecha moviéndola hacia atrás y adelante. Con ella si siente que su corazón cuarentón late como un chiquillo endiablado. Pero no es la única, tiene otra. Es una bailarina del Eros, el night club. La conoció hace dos años y desde entonces la recoje cada 15 días sin importar la fecha. Ella sube a su carro y sin decir una palabra entran a un hotel. El sexo es salvaje, me asegura. Pero no acaba ahí muchacho, sigue diciendo mientras se lleva un bocado a la boca. Tengo otra, es casada y bordea los 40, con ella el sexo es ligero y calmado, casi como una danza de ballet. Ella pinta cuadros y es afamada. El me dice que con ella se siente todo un caballero. Con ella podría quedarse, pero sin dejar a las otras, ríe, otra vez el amarillo de sus dientes me repite que debo dejar de fumar.

Bebe un trago más de vino. Yo también.

Aspira el cigarro y me dice sin botar el humo que no se separa porque eso sería dejar la mitad de toda su empresa a la arpía esa, así la llama él. Yo asiento toda la conversación sin decir mucho. No quiero poner mi mojigato punto de vista porque es contraproducente y aburrido. Salimos del restaurant. Subimos a su Porsche. Regresamos a la oficina.

Leonardo, me dice. Quédate esta noche y vamos a perrear por ahí.

Mejor mañana, le digo.

Hoy tengo que hacer algo en la noche.

Ya pues ni modo, responde. Tan joven y tan monse, me dice sin el mayor reparo de sus palabras.

Entonces entro a mi casa prendo la computadora y escribo: Para Milagros porque es viernes.

¿Tengo un jefe de la puta madre o mi jefe es un puta de su madre?

18 comentarios:

Anónimo dijo...

me gustaría saber que le escries a milagros.

Rocio.

LiA dijo...

Joer con tu jefe jajaja, no se conforma con una sino que tiene varias mujeres más.
Un besito.
Nos leemos
PD: Me encanta tu blog

Pequitas dijo...

En taxi es chevere andar... aunque uno atrás ande tambaleando de un lado a otro, los olores para mi son fundamental.

Lo de puta madre se usa aquí tmb jajaj tu escrito ha sido fantástico :)

aaah yo tuve un jefe así tmb tenía 4 mujeres pero yo creo que más en otras ciudades. Era un adulador cuando andaba feliz felicitaba a todo mundo pero cuando no p*teaba a todos tmb :s

que es "ser monse" ?

la respuesta a tu pregunta es ambas

chau

mUñEca dE trapO dijo...

El jefe nO se cOnfOrma cOn Una ehh?
jaja mira qe cOmOdO =)

Un buen sabOr de vista tU entrada =)
empiezO mi dia asi =)

salU2

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Suele pasar que es mas importante su mpatrimonio economico que nada mas... creo que tu jefe es un puta de s u madre (perdonandome el criollismo) Pero en fin me toco uno asi alguna vez (pero nose si yo era la que bailaba ballet o que?) pero cuando me dijoq ue era casada inmediatamente me aleje porque esa escusa de vivimos juntos pero estamos separados y tu sabes los vienes que tenemos y las cosas me quedaria EN LA CALLE!!!... COMO ME DIJO ALGUN DIA UN AMIGO ESAS SON ESCUSAS CHICHIPATAS!!!.

Un saludo.
te leo

Anónimo dijo...

Ay otra vez milagros malogra...

felizmente no hablas nada de ella.. esta chevere el post. por fin te pones a escribir

maria trespatines

Daphne dijo...

a perrear! jajajajjaja eso se presta a varias interpretaciones... como por ejemplo tú y tu jefe bailando perreo (juntos, quiero decir)

ese concha! bien atrevido, no!

Anónimo dijo...

Para generar un impacto en literatura no tienes que ser tan vulgar. Hay formas para emplear las malas palabras también.

Pedro C.

Webbo dijo...

uh uh uh... yo yo yo respondo yo respondo... profe yo yo yo...!! haha

Interesante cuento medio que estoy al dia, ahora solo falta encontrar algo de inspiracion y escribir... lamento estar ausente, pero mi procrastinacion combianada con mis estudios han tomado lo mejor de mi, y he sido secuestrado sin reparos...

prometo volver pronto...

Webbo

Libelula dijo...

XD, pobre tu jefe, tiene baja autoestima y kiere q lo kieran jeje
paso despues de time. todo muy bueno
bso

miralunas dijo...

me gusta venir a leerte, porque es lunes. besos

verdemundo dijo...

Rocío, a mí me gustaría saber si Milagros lee mis correos.

Lia, él no se conforma nunca con nada. Quizás sea la clave de su éxito.

Pequitas, gusto verte por aquí, bueno monse es un tipo aburrido, y medio estúpido.

Muñeca de trapo, no es la manera más recomendable de empezar el día.

Vero, yo también quiero ser una bailarina de ballet.

Maria trespatines, ya extrañaba tus comentarios.

Daphne, interpretas bien. Mmm no sería mala idea.

Pedro C. Estoy lejos de generar literatura pero muy cerca de decir una grosería.

Webbo, vuelve pronto.

Libélula, la baja autoestima es elixir pasional?

Miralunas, yo te leo siempre flaca, gracias.

Pequitas dijo...

oiga Verde, por q no me actualiza en su sidebar? cambié de dirección
=(

verdemundo dijo...

En el acto Pequitas!!!! ya decía yo.. algo anda mal por aquí...

verdemundo dijo...

sí estás actualizada pequis.

lucia dijo...

jajajaja bueno tu istoria es super chevere e interesante y eso de que si tu jefe es de puta mare creeo que es hijo de p·$%" por que es un pendejo po hacerle eso asu esposa o talves su esposa ya no le funciona jajajaj
bueno chevere que tengas un blog

verdemundo dijo...

Lucia, entonces me lo merezco también, porque no funciono.

miralunas dijo...

yo también te leo siempre, bonito....fue una licencia literaria, cabroncito! besos